Mitigación de los efectos de la sequía en clima semiáridos

 

Años tras años en los períodos de sequía estacional, escuchamos a los productores pedir ayuda al gobierno para evitar las muertes de los animales de su región. El Invierno y la sequia son eventos recurrentes que llegan todos los años, por lo que debemos prepararnos y tener alimentos para este período.

En las zonas semiáridas cada día es mayor la producción de leche, pues este clima con noches generalmente frescas, la brisa sopla con mucha frecuencia y humedad relativa baja, es un ambiente más confortable para las vacas lecheras de origen europeo que el trópico húmedo donde la humedad relativa hace que la sensación calórica para los animales sea muy alta y aunque abunda el forraje el consumo de este no es suficiente por el estrés calórico en el que están sometidos los animales. 

Podemos producir abundantes alimentos para las vacas en los climas semiáridos utilizando especies forrajeras propias de este clima. Una de estas especies es una cactácea (cactus) oriunda de México y utilizada en este país para el consumo humano y ampliamente empleada en el Nordeste Brasileño para la alimentación animal, donde le pusieron el nombre de Palma Forrageira O Puntia fícus . 

La Palma Forrageira es un alimento rico en energía y agua, ambas cosas son muy necesarias para la producción animal durante los periodos de sequía. Es una planta propia de clima semiáridos, crece en condiciones de pluviometría de 400 a 800 milímetro de lluvia con una alta producción de forraje. Esta planta puede producir mayores niveles de energía que el sorgo y el maíz. Se puede dar fresca, molida o entera sin necesidad de ensilar, es muy palatable (de buen sabor)  para los animales. Se puede moler y secarla para producir harina que puede ser incluida en alimentos concentrados o suministrados directamente. 

Creemos que esta puede ser una opción muy importante para la región semiárida, sí la combinamos con otros forrajes altos en proteínas, también de climas semiáridos como la leucaena, coquia, cratilia, podríamos tener un alimento balanceado para conseguir niveles adecuados para producir leche durante los periodos de sequia, siempre acompañados de la caña de azúcar como una fuente de fibra y carbohidrato. 

Estas opciones son ricas en nutrientes garantizando la subsistencia de los animales y podrían producirse niveles de producción aceptables durante todo el año evitando los picos de producción y los largos intervalos entre parto y la gran proporción de vacas vacías que prevalecen en estas regiones.

 

Autor: Pablo Contreras, Médico Veterinario, CONALECHE

DIGEGA

DIRECCIÓN GENERAL DE GANADERIA © 2013
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
AUTOPISTA 30 DE MAYO, CIUDAD GANADERA.
TEL: 809-535-9689 SIN CARGOS: 809-200-0299 
EMAIL: DIGEGA@GANADERIA.GOB.DO

Redes Sociales

 

Enlaces